16-04-2011

Sábados por la mañana

con un sutil sabor a fracaso y sueños rotos.

Agridulces sábados por la mañana.

-Queria almohada:

Dime qué hay de bueno en ésto,

que no lo sé, no lo encuentro.

Dime qué me queda ahora por aprender,

por llorar y escribir,

dime qué.

Por mi cuarto pululan nubes negras

cargadas de esperanzas y de poesía.

Siento que va a llover.

¿Qué me queda ahora?

-Una vida que rima,

un café con tequila o un tequila

en una taza de café.

Te queda el sentimiento,

las palabras…

– Me queda la poesía, ¿no?

-Y con eso basta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s