~16~

Una lágrima más,

o veinte,

o cincuenta más,

qué importa

si, al final,

se secarán,

dejarán sus huellas

en el mismo sitio de siempre

y nadie más que yo

se dará cuenta.

Una vez más,

o veinte,

o cincuenta más

caeré en el mismo hoyo

y me quedaré en la penumbra

sola y acorralada

por el eco de las voces

de los otros.

Respiraré de sus miradas,

siempre arrogantes,

y de sus falsas sonrisas

dispuestas a atravesarme…

Quieta, siempre quieta,

quieta y sola

una vez más,

o veinte,

o cincuenta,

que más da.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s