De aquella chica del aparcamiento

Déjame decirte,

que después de tanto tiempo

quiero conocer del mundo,

contigo,

todos sus recovecos,

que los tuyos

hace ya tiempo

que los recorrí enteros.

Por eso, agárrame fuerte ahora,

no sea que eche a volar

antes de tiempo.

Que ya sabes, yo

nunca supe esperar el momento.

Agárrame y en un susurro

te diré lo que todo un ‘nosotros’

significa,

lo que todo

lo puede resumir:

Te quiero.

Y tú sonríe,

haz como si no hubieras entendido,

que yo te lo repetiré

una y otra

y otra vez.

Y nos miramos,

como si fuéramos

a perdernos en el otro,

a nuestros ojos infinitos

que ven más allá

de lo que podrá ver cualquiera

en ellos.

Y veremos nosotros,

entonces,

que fuera lo que fuese,

casualidad o destino,

fue la dicha de nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s