Culminación de dolor

Es difícil sentir a veces

Que hay cientos de dolores

Que querría sufrir

Antes que este.

No es sencillo ver

Que todos son tu espejo

Pero que tú

No eres el reflejo de nadie.

Da asco verte y que, encima,

No te guste a ti

Y mucho menos a los otros.

Es difícil admitir

Que te cuesta levantarte cada día

Para enfrentarte a una vida

Que no quieres.

Puede que además,

El tic-tac del reloj

No cuente los segundos

Sino que le reste

Un sístole y un diástole

A tu corazón.

Es probable que ese tic-tac

No te enseñe

Ni te cure,

Que pases las horas perdida,

Perdiendo el tiempo,

La vida,

Al sutil compás que te marca la nada.

Quizá hayas descubierto

Todas las grandes mentiras,

Las amistades fingidas

Y el falso sentido

De todo cuanto te rodea…

Cuéntame algo nuevo,

Que lo sé, lo sé todo,

Que te comprendo.

Que sé lo que es no entender nada

Andar a ciegas

Y que no haya paso que des

En el que no te caigas.

Que sé lo que significa verte sola,

Llorar a oscuras, de noche,

Casi dormida,

Querer que nadie te vea

Y darte cuenta

De que nadie pretende pararse a mirar.

Que sé lo que se siente

Cuando el propio miedo

Te mira a la cara

Y te invita a jugar.

Sé lo que es agachar la mirada,

Esconderse,

Y ver como el miedo te gana.

Que lo entiendo,

Que mis dedos

Solo saben desvariar sobre eso…

Pero lo que tú no sabes

De las heridas del corazón,

Eso que nadie te ha contado nunca,

Porque, simplemente es demasiado agrio

Como para ser contado,

Eso, siento yo.

No sabes lo que es

Despertarte un día y ver

Que lo último que quieres

Es volver a despertar.

No sabes lo que es

Que todo se derrumbe de pronto,

Y tú con ello,

Dejar que te miren a los ojos

Y que escruten tu alma

Para que luego te empujen al vacío

Y den la espalda.

No sabes lo que es

Perder cuanto tenías,

Que el mundo

No pare de darte bofetadas,

Que los días pasen, todos iguales,

Que no puedas distinguirlos

Entre lágrimas.

No sabes lo que es

Saborear el dolor así,

Sentir que se te rompe el corazón,

Que tu voz se vuelve llanto,

Que tus ojos

Ya no pueden llorar más.

Pero lo peor no es esto…

La peor parte

Es pararte a pensar

Y encontrar el vacío,

El vacío dentro de ti.

Este es un poema que presenté a un concurso y que, desgraciadamente, no ganó. Espero que al menos vosotros lo disfrutéis. ^^

Un beso.

Anuncios

Un comentario en “Culminación de dolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s