A las 175 escaleras de mi colegio.

Cuerpos cansados,

azules,

suben escaleras arriba,

tambaleándose…

no paran de subir.

Como una procesión

de muertos,

lloran los sueños

que dejaron en la almohada

y se acercan infelices

a sus cárceles.

Tienen almas catalogadas,

diluidas

en el café de los que

les repiten siempre

que no son suficiente.

Quizás algún susurro

interrumpiera el tétrico

y lento

subir de éstas.

Sin embargo,

por pesado que sea,

por injusto,

desgarrador

y en vano…

Mañana volverán

a hacer de sus días

un perpetuo

y monótono

bolero triste de silencios.

Vuelvo a ser un poco emo, pero no está mal ¿no? Que, bueno, ya se sabe:  ‘Las sombras son tan importantes como la luz’-Charlotte Brontë (Jane Eyre)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s