Al gran Sabina

Yo también tenía un plano del paraíso

que resultó ser falso.

Soy una crédula,

y ahora lo sé.

Tengo los pies

manchados de historias

que me contaron

y se cayeron al suelo.

Del amor a primera vista,

de engancharse a la primera calada,

de cambiar cuando te tocan,

de beber sólo para olvidar.

Descubrí que la vida

es más sencilla

si no piensas,

que si vas a tientas,

si ves la vida tras tu cristal.

Que los sueños

se desvanecen si los rozas,

que puedes caerte

y no levantarte más,

que la vida

no está hecha para nadie

y menos para

los que no saben por qué luchar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s