Pensamientos sobre unas escaleras.

Fragmento de mi diario, mañana del 22 de agosto de 2014. Sobre unas escaleras.

 

Aquí cada uno con lo suyo. Soy gilipollas, pero debo renacer.

Otra vez.

Renacer está bien. Aunque él me importe. Otro gilipollas.

De gilipollas está plagado el mundo, y tuve la maldita suerte, pereza y soberana dicha de encontrarme con él.

Precisamente.

Con él, que encajaba. Que ni de amante repudiado le hubiera dado la espalda.

Pero la vida es así,

¡cómo explicarlo!

Vivir duele. Tanto que acaba matando.

Pues eso. Mientras, me quedo matándome un poquito, me enciendo un cigarro (uno tras otro) hasta que vuelvas a pasarte por aquí o te delates y muera, que de algo hay que morir.

Anuncios

Un comentario en “Pensamientos sobre unas escaleras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s