Y ahora…

Se me van doblando

las aristas del cuerpo,

se me enmudece

el alma

y se me despierta,

de pronto,

para dejarme con

un puñado de palabras

revueltas,

inconexas

y grises.

Y ahora,

¿cómo encajo yo esto

en mi pobre vida?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s