Para mis restos.

Ya que estoy aquí, en los preliminares de la vida, sin cuentos en mis manos ni historias que rezar. Ya que el miedo a vivir me paraliza, y muy a mi pesar, me obligo a dolerme sólo por sentir algo. Ya que todo pasa y nada me alcanza, nada me llena, nada me espera, nada me tienta. Ya que me encuentro sin hacer nada, escandalizada por el ruido de la calle y la gente presurosa por miedo al agua que cae. Ya que como sin hambre y vago sin rumbo por la casa. Ya que los susurros me ensordecen y el silencio mordaz ensancha los agujeros de mi alma. Ya que mis bolsillos no guardan recuerdos de ayer, ni anhelos de mañana. Ya que te busco y no me encuentro. Ya que el sueño se ha vuelto un tesoro para este cuerpo cansado de vivir. Ya que la voz se me quiebra cada vez que escribo y es lo único que siempre bombeó mi corazón. Desde hoy y para mis restos, papelitos míos, tinta mía, palabras mías, para “alma” no existe sinónimo que no sea “poesía”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s