Y así me ordeno.

Voy a meter en un tarrito cada parte de mi vida que se vio afectada por ti. Meteré ahí también todo lo que me dejaste y para lo que no encontré un lugar apropiado.

Quiero meter en un tarrito todo lo bueno y lo malo; todo lo bueno y lo peor. Quiero aislarlo para que ya nada de ti me toque, porque nada de ti que no quiera me hace falta.

Encontraré un lugar para dejarlo. Una balda quizá, donde corra un poco el aire y le de el Sol.

Prometo visitarlo de vez en cuando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s